La figura del Delegado de Prevención es la de representación de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención de riesgos en el trabajo, tal y como queda recogido en el artículo 35 de la Ley. Además este artículo dice que Los Delegados de Prevención serán designados por y entre los representantes del personal, con la única salvedad expresada en el punto 4 del citado artículo, que plantea que en los convenios colectivos podrán establecerse otros sistemas de designación de los Delegados de Prevención, siempre que se garantice que la facultad de designación corresponde a los representantes del personal o a los propios trabajadores. Por tanto el empresario ni debe designar ni asumir las funciones propias del delegado de prevención.